La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, hizo hoy un llamado a una mayor solidaridad internacional para que todos los países puedan completar sus esquemas de vacunación, así como acceder al necesario financiamiento concesional que les permita superar los negativos efectos de la crisis desatada por la pandemia de COVID-19, durante un evento virtual de alto nivel en el que se presentó el informe Perspectivas económicas de América Latina 2021 (LEO): avanzando juntos hacia una mejor recuperación.

El documento, realizado conjuntamente por el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la CEPAL, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y la Comisión Europea, fue dado a conocer en un diálogo de alto nivel en el que participaron los Presidentes de Costa Rica, Colombia y Ecuador, Carlos Alvarado, Iván Duque, y Guillermo Lasso, respectivamente, que fue moderado por Alicia Bárcena y contó también con las intervenciones de Sergio Díaz-Granados, Presidente Ejecutivo de CAF; Jutta Urpilainen, Comisaria de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea; Mathias Cormann, Secretario General de la OCDE; y Ragnheiður Elín Árnadóttir, Directora del Centro de Desarrollo de la OCDE.

El informe analiza en esta edición los efectos de la crisis sanitaria en América Latina y el Caribe -la región más golpeada por la pandemia del COVID-19- y examina una serie de elementos que son fundamentales no solo para afrontar la actual coyuntura sino también para poder avanzar hacia una recuperación trasformadora, que tenga al bienestar de las personas en el centro.

La Secretaria Ejecutiva CEPAL, Alicia Bárcena, presidió la presentación desde la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, en donde estuvo acompañada por los Embajadores Representantes Permanentes ante la ONU de la Unión Europea, Olof Skoog; de Colombia, Sonia Pereira; de Costa Rica, Rodrigo Carazo; y de Ecuador, Cristián Espinosa.

En su exposición, Bárcena destacó el impacto que ha tenido la crisis sobre el trabajo informal, que hoy está por encima del 58% del empleo en la región. “Las mujeres y los jóvenes fueron los más golpeados, que son los que estaban vinculados a sectores muy precarios del trabajo. Sobre todo las mujeres, porque tuvieron que volver a sus hogares a desarrrollar tareas de cuidado”, enfatizó.

Asimismo, advirtió la existencia de una generación perdida en América Latina, dado que 167 millones de niños y niñas perdieron un año de presencialidad escolar por causa de la pandemia y hay un alto riesgo de abandono escolar por parte de niños, niñas y jóvenes, situación que se vincula a una baja productividad y a la pobreza.

Sobre la pobreza, Bárcena reconoció los enormes esfuerzos que hicieron los países para compensar a los hogares en este período de confinamiento. “La pobreza hubiera llegado a 230 millones de personas, pero estamos hoy en 200 millones -que no es una buena noticia tampoco- pero por lo menos no hay 30 millones más. Y en la pobreza extrema pudimos haber alcanzado los 98 millones, pero hoy estamos en 78 millones gracias a los programas implementados”, señaló.

Con relación a las medidas necesarias para salir de la actual crisis, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL enfatizó la importancia de la vacunación y de una mayor solidaridad internacional en este ámbito. “Hay países que están por encima del 50% (de población vacunada), pero hay otros que no están ni en el 20%. Tenemos que ayudar y apoyarnos con un sistema de compras conjuntas, y eso lo estamos desarrollando en el Plan de Autosuficiencia Sanitaria, aprobado por los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en septiembre. Tenemos que lograr que nuestra región entienda que no podemos seguir actuando unilateralmente, necesitamos unir esfuerzos para cosas tan concretas como: vacunas, el financiamiento, y superar la crisis de las cadenas de suministros”, indicó.

En materia de financiamiento, Alicia Bárcena destacó el rol fundamental de la banca multilateral, sobre todo la banca multilateral regional y subregional en nuestra región, que ha sido mucho más importante que otras entidades internacionales. En este sentido, resaltó el papel de la CAF, que ha puesto más de 10 mil millones de dólares sobre la mesa para ayudar a los países.

“Financiamiento, banca de desarrollo regional, la integración, el papel de los bancos, y desde luego la acción climática: eso es que lo que todos estamos buscando. Que podamos actuar y recuperarnos con inversiones verdes, azules, pero que sean inversiones sostenibles en sectores dinámicos”, enfatizó finalmente Bárcena.

Por su parte, el Presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, también resaltó el tema del financiamiento: “Debemos hacer un llamado en materia de financiamiento. No es válido decir que porque somos una región de desarrollo relativo medio no aplicamos para eso. Nuestro peso relativo llama a que los temas de financiamiento se resuelvan para nuestra población”, insistió.

En tanto, el mandatario de Colombia, Iván Duque, señaló que “es urgente que entendamos el reto que viene para los países en desarrollo en los próximos años. Hoy el promedio deuda-PIB a nivel mundial supera el 98% y eso puede generar una gran competencia por recursos”, advirtió.

El Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, destacó que “solo el trabajo conjunto, la cooperación internacional, el multilateralismo pragmático permitirán a nuestras naciones superar la crisis. Los Gobiernos debemos impulsar y orientar la facilitación de las relaciones comerciales y de inversión”, declaró.

En su intervención ante el panel, el Presidente Ejecutivo de CAF, Sergio Díaz-Granados, indicó que el informe Perspectivas económicas de América Latina 2021 que se lanza hoy mide cuánto empleo formal es posible generar con la revolución verde en América Latina y el Caribe en los próximos años. “Estamos llevando la reflexión de este documento a la práctica”, dijo.

La Comisaria de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea, Jutta Urpilainen, señaló que la evidencia contenida en el informe es crucial para la recuperación sostenible en América Latina y el Caribe. “El estudio muestra que el COVID-19 ha actuado como una radiografía, exponiendo y aumentando las desigualdades”, advirtió.

Por su parte, el Secretario General de la OCDE, Mathias Cormann, indicó que el informe estima que el PIB per cápita de la región no volverá a su nivel precrisis sino hasta 2023-2024. “Las y los trabajadores informales, las mujeres y otros grupos que ya conocen múltiples vulnerabilidades son los más impactados”, reafirmó.

Finalmente, la Directora del Centro de Desarrollo de la OCDE, Ragnheiður Elín Árnadóttir, agradeció a todos los participantes en el evento y en la preparación del informe. “Creo firmemente que trabajando juntos por un futuro inclusivo y sostenible es hoy más relevante que nunca. Ese es el propósito del LEO, nuestra publicación flagship, que gracias a la asociación que tenemos con la CEPAL, la Comisión Europea y CAF, se ha convertido en una plataforma para discutir y contribuir a la implementación de reformas para lograr mejores vidas en la región de América Latina”, declaró.

Source of original article: United Nations (www.cepal.org). Photo credit: UN. The content of this article does not necessarily reflect the views or opinion of Global Diaspora News (www.globaldiasporanews.net).

To submit your press release: (https://www.globaldiasporanews.com/pr).

To advertise on Global Diaspora News: (www.globaldiasporanews.com/ads).

Sign up to Global Diaspora News newsletter (https://www.globaldiasporanews.com/newsletter/) to start receiving updates and opportunities directly in your email inbox for free.